Letras de Guiye.

Este es un espacio dedicado a la expresión literaria, de este humilde poeta.

My Photo
Name:

Bienvenidos a mi perfil. Soy Guillermo Roda, Contador Público.


Tuesday, June 21, 2005

De fantasmas.
Basado en un hecho real.


La Presencia

Hacía días se habían mudado.
Sentían ruidos en los tejados.
Sus corazones latían con demencia,
ante la sensación de una presencia.
Ojos que miran y que no están.
Ojos muertos, tal vez querrán,
recuperar lo invadido,
lo que ya han perdido.
Ella sube las escaleras.
Miradas se clavan en su espalda.
Ella no encuentra la manera,
de saber quien por ahí anda.
El terror le enfría el cuerpo.
El sudor le enferma el alma.
Se preguntan si puede ser cierto.
Tratan de tomárselo con calma.
Cosas se mueven sin ser movidas.
Cosas que apagadas están encendidas.
Frío, miedo y desesperación.
Los niños lloran por alguna razón.
El niño se encuentra asustado.
Sólo en su cuarto encerrado.
Siente ruidos de maderas rodando.
Por su vida el se encuentra rogando.
Se da cuenta que algo sube.
Se encuentra con él sobre una nube.
El niño grita, él le hace mal.
Él le repite tan sólo "sal".
La madre desesperada sale a la calle.
Necesita ayuda, tal vez la halle.
En la iglesia y en el convento,
no la atienden por el momento.
Corre rezando.
Corre rogando.
Ayuda al señor,
pide por favor.
Atropella sin querer,
a un cura al que puede ver,
como a un santo recién llegado,
como a un ángel amado.
Agua bendita y una cruz,
son las armas de la luz.
El cura exorciza el lugar.
Esta locura debe parar.
Allí en la azotea se sentía,
cadenas y gritos de agonía.
Un espíritu que busca la verdad.
Un espíritu que halla la libertad.



Guiye.
10/02/2005.

La chica de la heladería


Tengo ganas de tomar un helado. Pero no cualquier helado. Uno que tenga: el color de tus ojos, el perfume de tu pelo, la textura de tu piel, y el sabor de tu boca. Por favor no me digas que estoy delirando, y que ese helado no existe.

Me hiciste tocar la Tierra,
Y olvidarme de mis alas,
Me hiciste querer que te quiera,
Y hoy te quiero con ganas.

Pero tal vez, fallé en el tiempo,
O en el modo, o en el lugar.
Tal vez no figure en tu cuento,
Y mi historia no se ha de contar.

Tal vez nuestros caminos se crucen,
Pero no se han de tocar.
Tal vez mi corazón ya no se cure,
Y nunca aprenda a amar.

Pero tu sonrisa me ha atrapado,
Y su hechizo me domina.
Tu belleza me ha hipnotizado,
Hermosa morocha rosarina.

Fotografía de una playa en verano.


En el Río Santa Rosa

Tus ojos de rubí,
en los que me perdí,
al verte en la playa,
bronceándote en tu maya.
Tu pelo barniz.
Tu perfecta nariz.
Tu carita celestial.
Tu cuerpo infernal.
Tus labios beben de una botella.
Cuanto daría por tomar de ella.
Tu mirada seria no se ha de alterar,
ante los gavilanes que han de revolotear.
Sola en la reposera,
con tu bolso y una remera.
Yo tan sólo quisiera,
que si tu tienes me dieras:
Algo de tu corazón.
Algo de ternura.
Algo de pasión.
Algo de locura.
Algo de calor, algo de abrigo,
para mi corazón triste y frío.
Junto al río Santa Rosa,
se ha posado una mariposa.
Mezclándose entre la arena,
la más linda de las sirenas.
Tú, que despiertas mis sentidos.
Tú, siente mis latidos.
Ven con migo a mi lado.
Hazme tocar el cielo con las manos.


Guiye.
26/01/2005.

Metáfora y un hecho histórico.


El Pájaro de Plata

El pájaro de plata surca los cielos,
y rompe en un trueno,
el silencio con su vuelo.
No parece tener frenos.
Envidia de los alados.
Él puede llegar a todos lados.
Envidia de las golondrinas,
ellas jamás podrían,
igualar su vuelo perfecto,
su andar impecable y recto.
Esboza en el horizonte.
Sin cansarse atraviesa montes,
lagos y océanos,
cuantiosos médanos,
del desierto del Sahara,
y del imponente Atacama.
Su brillo plateado,
es el deseo de guacamayos,
que quedan ilusionados,
al verlo pasar como un rayo.
Su andar es eterno,
no se ha de cansar.
El nunca está enfermo,
siempre ha de pasar.
Y en su lomo inmenso,
más grande que cualquier verso,
muchas cosas puede transportar,
desde un ratón hasta un jaguar.
No es un Dios, pero no es mortal.
No tiene miedo y no le hace mal,
el viento huracanado de la Patagonia,
ni las olas gigantes de Macedonia.
En su interior habita un rey,
quien lo dirige a su ley.
Leal como un perro,
nunca comete un yerro.

Su precisión es de reloj,
su movimiento es sutil,
aunque produzca smoke,
aunque transporte un misil.
Él es el más grande ruiseñor,
no es obra de la naturaleza,
tampoco del Señor.
Él es la más grande alteza,
de los cielos.
Monarca es del vuelo.
Aunque nunca crezca,
ni caza ni pesca,
su tamaño es majestuoso.
Como oso rabioso,
su andar lo delata,
a él, el pájaro de plata.
--------------------------
Pero hoy ha perdido el rumbo,
se encuentra sólo, dando tumbos.
Y a la deriva,
peligra su vida.
Choca contra un muro de cemento,
y se derrumba aquel monumento,
al liberalismo económico,
al de un capitalismo cómico,
que al pobre le saca su dinero,
que hambrea al hombre de enero a enero.
Ha quedado inmortalizado,
su vuelo en un atentado.
Pues, ya no vuela, sino también mata,
aquel inocente, pájaro de plata.



Guiye.
20/11/2004.

No se olvida de nadie.
Con un toque de humor, reflexión y amor.



Testamento

Al señor juez le dejo esta carta,
para que, con buena fe, la ley imparta.
He decidido dirigirme en este momento,
ha escribir, en mi lenta agonía, este testamento.
Me empiezo a despedir.
Aunque yo, no me quiero ir,
ya ha llegado el momento.
Y conmigo me llevo, sus sentimientos.
Sus bellos recuerdos,
no he de perderlos.
A mi tío Julián,
ese mocito galán,
que nunca me prestó ni siquiera un mango,
a él sólo le dejo: un disco de tango.
A Juan, mi amigo del alma.
Él que siempre me dio su calma,
y me salvó de la deriva,
a él le dejo: mi Chevrolet Meriva.
A mi hermano Benjamín,
aunque fue un real Caín,
fue el único que tuve.
A él al que mantuve,
con quien comparto mi sangre:
el dinero que me debe, ya no tiene que pagarme.
A mis hijas Sol y Ana,
mis dos muñecas de porcelana,
que son mi orgullo de padre,
y que se llevan bien como hermanas:
para que pasen las tardes,
les dejo la casa de fin de semana.
A Tico, mi primo el rico,
que en todo mete su hocico,
especulando en cualquier ocasión.
En la codicia y avaricia perdió la razón.
Que nunca supo lo que es el laburo.
A él solo le dejo: este triste saludo.
A Pepe, mi primo el pobre,
que nunca tubo un cobre,
que trabajó siempre como un buey,
y es un hombre de buena ley.
De humilde espíritu que valoro,
a él le dejo: mis monedas de oro.
Y para quedar bien con Dios,
le doy al necesitado.
Para dar un poco de amor.
Para ser más humano,
en este mundo de otarios.
Al hogarcito de mi barrio,
les dejo y les digo:
para que no tengan frío,
en las tardes de otoño,
es suya mi casa de la calle Oroño.
Para vivir por los que no pueden,
voy a hacer lo que se debe.
Donar mis órganos es vivir,
es latir y es reír,
en los enfermos sanados.
Es servir de algo en este mundo descarado.
A mi amor, mi esposa, mi tesoro,
a ella, la mujer que más añoro;
la que me enseñó de la vida su valor;
la que me curó las heridas y el dolor,
de los días malos;
la que con sus ojos claros,
encuentro la calma,
que me llena de paz el alma.
A ella, mi amor le será eterno,
aunque nos separe el mismo infierno.
Ya ha llegado el momento de decir adiós.
Ya ha llegado la hora de ir con Dios.
Los echaré de menos, y no lo duden,
los estaré observando desde una nube.

Guiye.
28/10/2004.

Ficción-Realidad./ Reflexión.



Sangre en las calles de mi barrio

Camino tranquilo por la vereda,
como una mañana cualquiera.
Me detengo sorprendido por lo que veo.
Gotas de sangre bañan el suelo.
Con miedo y cautela las comienzo a seguir.
¿Cuánto puede alguien sangrar hasta morir?
Cada gota que pasa más es mi desesperación.
¿Qué tan cerca estaba de aquella perdición?
Mis latidos empiezan a aumentar,
a cada rastro que he de encontrar.
El sudor me recorre el cuello.
La piel se me eriza por todo ello.
Entre mancha y mancha la distancia es menor.
En la angustia me sumerjo, espero lo peor.
De pronto frente a mis ojos la sangre se multiplica.
Mal herido en la calle un hombre me suplica.
Me pide por su vida con gran temor.
Me pide que lo ayude, me pide por favor.
Con miedo le pregunto que le ha pasado.
Me pegaron y me robaron responde desconcertado.
Algo estalla en mi cabeza y comienzo a sangrar.
Sólo el rojo de mi sangre consigo divisar.
Siento que me golpean por los costados,
Ya no consigo mantenerme parado.
Despierto con la neblina, en la calle, desolado.
No tengo idea de cuanto tiempo ha pasado.
Me duele todo el cuerpo, por todos lados.
Me doy cuenta de que me han robado.
De apoco y sufriendo recupero la razón.
Trato de caminar, me acerco a aquel señor.
El alma me duele, me duele el corazón,
porque el hombre a mi lado ha muerto de dolor.




Que le han hecho a ese Cristo!
Por qué lo matan así?!
Esto ya no lo resisto!
¿Por qué me sucede a mí?
-------------------------------------------------
Este es el precio que muchos pagan.
Te matan sin importarles lo que hagan.
Muchas gentes sufren el dolor,
a las que azotan personas sin valor.
Pero ellos no son los culpables,
de estos hechos lamentables.
Debemos entender de algún modo,
que en parte la culpa es de todos.
Guerra a la pobreza que reina la ciudad.
Guerra a los que hambrean a la humanidad.
Guerra a esta desalmada y gris sociedad,
que golpea en todo el mundo al hombre sin piedad.
Quiero vivir en paz en mi vecindario.
No tener que guardar un arma en el armario.
Quiero estar seguro a todo horario.
Quiero dejar de ver sangre, en las calles de mi barrio.


Guiye.
27/10/2004.

Los que se pelean...


Relación de Trabajo

Te odiaba, sin saber por qué.
Me envenenabas, con tu deber.
Que en el trabajo tu sobrabas.
Que en el medio tu siempre estabas,
como están los estorbos.
Como están los escombros,
en los edificios viejos.
Prefería verte de lejos,
y que tu no me miraras,
con tu cara de tonta,
tus miradas tan raras,
y tus palabras muy toscas.
Lo que te lastimaba, me daba placer.
Lo que me perjudicaba te daba poder.
Pero llegó aquel descanso.
Vacaciones de un verano manso,
donde ya no te viera,
y donde ya ni siquiera,
podría escucharte,
tus chillidos de hiena,
y tus críticas a mi arte.
Y pasó aquel tiempo de paz.
Y al volver a la realidad,
me di cuenta que no estabas más.
Trabajaba ya en soledad.
Sin nadie que me aturdiera con sus lamentos,
sus cuentos de hadas y sus pasos tan lentos.
Te habían cambiado a otro segmento.
Yo al fin podía vivir el momento.
Pero el tiempo se hizo más largo,
y yo de todo debía hacerme cargo.
Trabajando sin nadie a mi lado.
Sólo siempre y tan atareado.
Lleno de encargos yo estaba,
pero vacío por dentro.
Y yo sólo deseaba,
compartir mis momentos.
Y ahora me lamentaba,
por tu compañía por tu tiempo,
por tus sordas palabras de aliento,
me endulzaban por dentro la vida.
Y tus luces, matices y vientos,
recordarlos me daba alegría.
Melodía eran tus palabras,
que acompañaban mis días.
Te extrañaba sin pensar,
lo que había dejado pasar.
Añoraba, tus ojos de cielo,
el perfume de tu pelo,
y tus labios dulces de caramelo.
Y sin darme cuenta te echaba de menos.
Y te extrañé,
como extraña el amor a la primavera.
Y no sé por que,
comencé a rogar para que tú volvieras.
Y no sé, cómo podía,
el odio convertirse en esta ironía,
sacado de fábulas viejas.
Yo me lo merecía.
Y en la soledad, de mi escritorio negro,
marcado por la humedad, marcado por los sentimientos,
te pienso de nuevo, y al pensar en ti me alegro.
Y te veo contenta y te sueño sonriendo.
Y en la soledad, para serte sincero,
debo decirte que, te termine queriendo.
Odiándote primero.
Amándote luego.



Guiye.
17/10/2004.

Historia de bar.


La Chica del Bar

Entré arrastrando un pié al bar.
Sin un querer, sin un pesar.
Saludé a la muchachada que hice esperar,
aquella tarde tibia que me supo abrigar.
Alcé la mirada y en un parpadear;
ahí estaba ella, la nueva chica del bar.
Mis ojos se quedaron con su andar.
Contemplaba a la mujer con la que he de soñar.
_ Disculpe caballero que va a tomar.
Me dijo con sus ojitos de mar.
Observaba con ternura sus cabellos de oro,
Observaba con locura ese nuevo tesoro.
_ Tráigame agua pura, por favor,
pura como tu alma, pura como el amor.
Le dije a la mocita y su cara enrojeció,
sumergida en su sonrisa, en su gracia en su pasión.
Al día siguiente volví a aquel lugar,
deseando a la mocita volver a encontrar.
La vi en la barra sirviendo un manjar,
a un hombre elegante al que parece cautivar.
_ Disculpe caballero que va a tomar.
Me dijo con vos dulce como la miel.
_ Sírvame un café solo para empezar.
Le dije a la mocita de perfumada piel.
Pensaba que ella era mi ideal,
que era única, que era especial.
Era lo que me faltaba.
Era todo lo que esperaba.
No dormí aquellas noches pensando en regresar,
aquel bar húmedo donde la había de encontrar.
La soñaba despierto en la oscuridad.
La veía rescatándome de esta soledad.
A la semana siguiente regresé y sin querer,
llegué en el momento que no debía ver.
Aquella mocita inocente y desvergonzada,
besaba profundamente al hombre de la vez pasada.


Tan dulce que era y me quebró el corazón.
Por que fui tan tonto y me enamoré sin razón.
Perdí mi rumbo y mi pobre andar,
Perdí mis últimas esperanzas de amar.
_ Disculpe caballero que va a tomar.
Me dijo la ingrata, clavándome un puñal.
_ Sírvame el mejor vino que pueda pagar.
Le dije a la chica pretendiendo olvidar.
Ahogando sus recuerdos en copas de vino,
como ella me ahogó mis sentimientos perdidos.




Guiye.
10/09/2004.

Cuadro de una noche en un boliche.


Encontrarte en la noche

Las noches te esconden en la ciudad.
La gente me impide poderte encontrar,
auque sea por suerte o por casualidad,
me permitan hallarte para poderte besar.
Y siento que tu me tocas,
y que tus besos me perfuman la boca.
Tu mirada se pierde en el placer,
de un abraso profundo, de nuestro querer.
El cielo nunca estuvo tan cerca.
El paraíso es acá.
Gracias por tocar a mi puerta.
Gracias por el amor que me das.
El mundo para cuando estoy contigo,
nuestras almas se unen en un ser divino.
Mi corazón vuela y sólo predigo,
que tú eres la dueña de mi destino.
Tus manos me acarician,
me llenan de paz.
Tus ojos brillan,
en esta densa oscuridad.
Y siento tu latir en mí.
Ya no sé lo que es vivir sin ti.
Y escucho las palabras que te escribí,
en los vientos de esta noche barniz.
Y me pierdo en tus ojos y tu calor,
en tu carita tan llena de pasión.
Y me pierdo en el medio de una canción,
en tu suspiro profundo, en nuestro amor.


Guiye.
16/08/2004.

Basado en una vida real.
El Linyera

Inmerso en su realidad.
Creyéndose su falsa verdad.
Así él va por las calles en soledad.
Así él va por la vida sin maldad.
Su mundo está más lejos,
de lo que podemos imaginar.
Su reflejo en los espejos,
no lo hacen reaccionar.
Sueña despierto en la inmensidad,
en un universo que lo ha de marginar.
Nadie lo quiere ya rescatar.
Atrapado en su mente, en su humanidad.
La vereda es su hogar.
Su almohada, un sucio lumbral.
Algunos lo miran con sumo terror,
pero mis ojos se humedecen de puro dolor.
Camina las calles para pedir,
algo que lo ayude ese día a vivir.
Su estado es de total abandono,
quisiera entender, pero no sabe como.
Su rostro marca el paso del tiempo,
Y su peste lo alcanza a delatar.
Cuál fue ese turbio momento,
En que su mente comenzó a fallar.
Nadie dice conocerlo.
Nadie conoce su voz.
Y nadie podría creerlo,
que su mundo es mucho mejor.
Él ya no vive más este invierno,
él en su mundo ha encontrado el calor.
Él se ha salvado ya de este infierno,
de la injusticia, de la maldad y el dolor.

Guiye.
03/06/2004.

Autoayuda.


Autoestima

Que, que es lo importante en este mundo?
Lo importante es el dolor,
porque si no te duele nada,
nada siente el corazón.
Lo fácil nunca es bueno,
lo difícil es mejor.
Se recompensa al sacrificio.
Mejor hacerlo con amor.
Si nada pasa nada vives.
Si nada pasa nada ves.
Pues si tienes problemas no te inhibes,
quizás luego los logres resolver.
Quizás el día se te haga noche,
quizás en la noche se largue a llover.
Ilumina tu mente y no te reproches,
no lo eches todo a perder.
El tiempo pasa y ya volverás,
rendirte ahora de nada servirá.
Las oportunidades debes aprovechar,
y si no las aprovechas la próxima será.
La vida da revancha a la adversidad.
Esfuérzate y lucha con lealtad.
Solo espera a la próxima oportunidad,
y si no se presenta, tú la has de encontrar.
Solo ciego es quien no quiere ver.
Solo burro es quien no quiere aprender.
Si tu sabes que quieres ser,
ve y has al mundo saber,
que tu le puedes dar lo que nadie puede,
que tú eres único, eso eres.

Guiye.
16/05/2004.

De penas.


Encontrar el Camino

En la esquina yo doblé,
pero en la vereda no te encontré.
Te es capas sin importarte,
nada te importa, solo partes.
Tras el último rastro de humedad,
trato de encontrar la razón.
Tras una vida de soledad,
trato de rellenar mi corazón
Reflejándose en la noche,
la estela del destino.
Pensando en mi reproche,
por no poder encontrar el camino.
Se sienten tus pasos,
que pretendo seguir,
pero no hay caso,
ya no puedo huir.
Preso soy de las penumbras,
y tal vez nunca me descubras.
En el ocaso de mi ser,
preso soy de mi querer.
Paciente anhelo esperanzado,
que alguien aprecie mi legado.
Aunque triste pero inmenso,
es mi pobre corazón intenso.
Corazón que un día se olvidó,
de cómo debía funcionar.
Corazón que un día se rompió,
y ya no pudo amar.

Guiye.
29/10/2003.

Cuando el problema es uno.


Carcelero de mi ser

El tiempo pasa y quedó atrás,
siempre pienso y logro recordar.
Sueño despierto en la oscuridad,
de una penumbre realidad.
Atrapado en las mazmorras de la ilusión.
Contando los días de mi prisión.
El tiempo pasa y te hace olvidar,
que es la mentira, que es la verdad.
Lamento los días que me perdí,
lamento la vida que no viví.
Triste es el tiempo que se desvanece.
Triste es mi alma que ha de esconderse.
Prisionero de mí, añoro la libertad.
Encadenado a la nostalgia, busco verdad.
Murallas de vida, no me dejan pasar.
Treparlas no quiero me podría matar.
Laberintos encuentro de realidad,
espinosos y opacos, llenos de maldad.
Difícil se me hace por donde empezar,
avanzo de apoco con mi triste pesar.
Encerrado en mi mente,
carcelero de mi ser.
Pues comprendí de repente,
lo .que he de querer.




Guiye.
20/06/2002.

Apocalíptica.


Lágrimas de Paz

Lagrimas caen del cielo,
caen frágiles sobre el suelo.
Diluye la sangre derramada,`
por infernales guerras desatadas
El hombre no ha de comprender,
lo que en la vida han de aprender.
Cegados por la codicia y el odio,
luchando por un lugar en el podio.
Cazan fantasmas de la maldad.
Matan y cazan y afirman bondad.
Ellos son santos que promueven la paz,
y encienden hogueras para quemar a sus papás.
Mienten queriendo justificar,
sacrificios que no se pueden perdonar.
Tanto sufrimiento lo hacen llorar,
los pecados del mundo tienen que parar.
Su dominio se acabará,
sus ojos se cerrarán.
Las gotas los alcanzarán.
Poco a poco los mojará.
Limpiará la tierra del terror.
Lágrimas puras del señor.
Quemará los rostros de los sin amor,
y su pellejo se derretirá en el fulgor.
Y luego el sol va a brillar.
Todo volverá a comenzar.
El sol calentará el rocío de una flor,
purificando el aire de dolor,
purificando almas con perdón,
purificándole al hombre el corazón.



Guiye.
04/09/2003.

Humorístico.
Va con ritmo de cumbia.


El Negrito

Cuando llegué al barrio me miraron con recelo,
no sabía que pasaba, pero ya iba a saberlo.
Todos me miraban con fascinación,
lo que tengo dentro del calzón.
Y las chicas dicen "él la tiene grande,
por que los negros siempre la tienen grande."
Y los chicos dicen "él la tiene grande,
mejor aléjense antes de que sea tarde."
Pero que desubicada que es esta gente,
y estaba equivocada totalmente.
Es muy cierto que yo sea negrito,
pero la verdad es que lo tengo chiquito,
Parece más bien un chizito
pero tan sabroso como un manicito.
Pero, es cierto, en el calzón algo me delata,
es la calabaza por si el hambre me ataca.





Guiye.
25/08/2003.

Fábula.


Triste Función

Cuando empieza el Show,
se observa el color ,
y al compás del tambor,
se empieza a sentir el calor.
Él sólo aguarda en su lugar,
tímido y asustado va a esperar,
el momento de su acto estelar,
Pero algo anda mal, antes de comenzar.
Él la mayor atracción,
se encuentra en la peor condición.
Sus ojos reflejan su dolor,
su alma carece de amor.
El lomo cuarteado por la labor,
azotes recibe cuando ha de practicar.
Él, desesperado, solo pide por favor
que esto alguna vez, pueda terminar
Al hambre lo tiene a mal traer,
ya hasta le cuesta caminar.
Ya no sabe que hacer.
Solo le queda matar.
Recuerda que su abuelo le contó,
en algún lugar existía la libertad.
Y recuerda que su abuelo lloró,
por que él fue libre en la inmensidad.
El momento ha de llegar,
hace de pronto la salida triunfal.
Pero algo comienza a andar mal,
surge su oculto instinto animal.
No lo pueden detener.
El público empieza a correr.
Saborea la sangre sin saber,
la matanza que acaba de cometer.

Fue la más triste función.
Fue una gran decepción.
La muerte tiñó la arena,
y se inundó de una triste pena.
El proyectil entró por el corazón.
Ya no había estrella para esa función
Él cerró los ojos de puro dolor.
Ya no había en el mundo su color.
De pronto la paz lo abrigó.
Él entonces comprendió.
Vio a su abuelo e inmerso en felicidad,
disfrutó con él de la eterna libertad.


Guiye.
11/06/2003.

A veces uno no haría lo mismo,
si tuviera la oportunidad de:


Volver el tiempo atrás

Ya estoy harto de esta vida,
de este mundo de tanto mal.
Ya no quiero a este mundo,
tampoco él me quiere más.
Recuerdo aquellos momentos, en que vivía en libertad.
Los sueños eran cosas que se hacían realidad.
Eso era el mundo, pero eso no es igual.
Y ahora solo quiero volver el tiempo atrás.
Revivir bellos momentos de la humanidad.
Volver a sentirme en una inmensa paz.
Volver a escuchar los pájaros cantar.
Y volver a sentir tu corazón latir.
Y ahora sólo quiero volver el tiempo atrás.
Vivir gratos recuerdos que ya no vendrán más.
Sentir que los días son una eternidad.
Creer que la vida fue hecha para amar.
Sueños desdichados, no serán jamás,
no en este mundo que perdió la dignidad.
Y ahora sólo quiero volver el tiempo atrás,
por un amor profundo que hoy, ya no será.






Guiye.
26//07/1998.

¿Nunca sintieron algo que no saben de donde viene?
Los sentimientos suelen ser espontáneos.


Contradicciones

Cómo es posible que sienta tus caricias.
Cómo es posible que sienta tu calor.
Si tu, ya no estas a mi lado,
si me has robado el corazón.
Si a mis sueños les has quitado su brillo y color,
cómo es posible que hoy sueñe con vos.
Aire dulce siento en mi habitación,
aunque toda mi dulzura se le llevo tu pasión.
Siento que tu brisa me abrasa.
Siento que tus brazos me tocan.
Como si estuvieras en casa.
Como si te besara la boca.
Pero si nunca fuiste mía,
¿de dónde proviene mi alegría?
Si nunca tuve tu corazón,
ni tus carisias, ni tus labios, ni tu calor.
Si nunca sentí lo que hoy siento,
¿de dónde diablos viene esta emoción?
Si ni siquiera conozco a alguien,
que comparta conmigo su amor.
Si la vida es corta, triste y gris,
y yo inventando arco iris para ser feliz.
Si ya no existe fe ni esperanza,
y mis oídos sienten merengue y salsa.
¿Cómo son posibles estas contradicciones?
¿Será que mi mente crea visiones?
¿O será que para un mundo tenebroso y loco,
mi intenso amor aún es poco?




Guiye.
26/11/1998.

La nueva forma de querer.


Corazón de Bytes

Hola, espero que no te hallas olvidado de mí.
Porque yo, no he dejado de pensar en ti
porque mi corazón aún late por vos,
late, para que juntos estemos los dos.
Quién inventó las distancias que separan a la gente?
Es lo que todavía no comprende mi mente.
Quién inventó el amor que mi corazón siente?
Esa eres tu, mi sol, mi Diosa ardiente
Si tan solo por el módem pudiera viajar,
atravesaría toda la red para a tu casa llegar.
Malditos sean los kilómetros que me impiden amarte,
Malditos sean porque no me dejan besarte.
Y si me pidieras la vida te la daría,
porque por ti la cabeza perdería,
por tu amor moriría,
y por tus labios mataría.
Eres solo tú, mi amor,
mi linda y tierna pasión,
mi sueño, mi deseo, mi flor,
la única dueña de mi corazón.
Por favor escríbeme, te espero.
Por tu respuesta desespero.
Todo de ti deseo.
Un beso, mi amor, te quiero.




Guiye.
16/10/2002.

El único escape de un asesino acorralado.



Que harás

No sabrás dónde lo esconderás.
Buscas, pero no lo encontrarás.
Puede ser que tal vez,
se pierda sin querer.
Tu no lo quieres más.
Tanto tiempo te llevo llegar,
y ahora se ha echado a perder.
Ha pasado sin querer.
Ahora sólo te resta volar.
Sólo piensas en escapar.
Burlando al reloj, las horas han de pasar,
pasan salvajes, como el viento en el mar.
Vida que no se ha de llevar,
sueño que no parece acabar.
Sólo te queda una oportunidad.
La debes aprovechar.
Saben que tu sabes la verdad,
ya tienes que marchar.
Tal vez, tardes en volver,
pero así debe ser.
La lluvia tus penas mojará.
El viento suavemente las secará,
pero también por dentro las enfriará.
Con el abrigo del Sol continuarás.
El corazón arderá,
cuando pases por acá.
Aunque sepas la verdad,
no me hallaras.
Si piensas en morir.
Solo sabrás que te tienes que ir.
El tiempo corre y sin querer,
tus ojos se dieron cuenta de que ya pueden ver.
Ven lo que todos ven al llegar acá,
los que al fin encuentran la paz.
Bienvenido amigo, al hangar,
donde sólo las almas pueden llegar.


Guiye.
18/06/2002.

Historia de amor.


Alejándote

El atardecer se lleva el día lejos de aquí,
dejándome sólo pensando en ti.
Es una adicción, no te puedo dejar.
Es una enfermedad que no quiero curar.
Y en una brisa de mar viaja mi pasión,
llevando un suspiro de mi ilusión.
Y cuando triste estoy y te veo reír,
Sólo eso me basta para hacerme feliz.
Y son tus lindos ojos de bello color,
los que con su pureza me calma el dolor,
Y de tus ricos labios yo quiero escuchar,
tus dulces palabras que me hacen volar.
Por tu cuerpo quisiera viajar,
recorrer tu geografía por tierra y por mar.
De norte a sur te quiero recorrer,
ver cosas que los ojos no pueden ver.
Quiero que conserves toda mi pasión,
guardada con llave en tu corazón.
Y voy a pintarte en cada rincón,
serás una obra de arte de este fiel servidor.
Vamos a amarnos hasta el final,
aunque la guerra nos quiera separar.
Nuestros cuerpos tal vez se alejarán,
pero no nuestras almas, que una sola serán.




Guiye.
14/07/2001.

De esperanza.

No Lo Hagas por Ti

Tus sueños se van,
alejándote de ti.
Y te dejarán
con penas para sufrir.
Espera un rato más,
para poder ver,
que por un grano de sal,
tu mundo se puede perder.
Y mira con tus ojos,
y mira alrededor,
verás que la vida es mucho mejor.
Y no seas egoísta, no lo hagas por ti,
hazlo por tus hermanos, para hacerlos feliz.
Y no pienses mucho lo que hay que decir.
Lo dirá el corazón, lo dirá él por ti.
Y mira con tus ojos,
y mira alrededor,
verás que la vida es mucho mejor.
Y si los sueños se vuelan, no los dejes ir,
que sin sueños la vida no puede existir.
Y si te alejas de la costa, no te pongas mal,
que de apoco y remando, puedes regresar.
Y mira con tus ojos,
y mira alrededor,
verás que la vida es mucho mejor.
Y tu que eres sabio, puedes enseñar,
explicarle al hombre que debe amar.
Porque más sabia es la persona que sabe esperar,
que aquella, que con muchos libros tubo que remar.
Y mira con tus ojos,
y mira alrededor,
verás que la vida es mucho mejor.
Y tu que eres libre, puedes correr,
corre por aquellos que no lo pueden hacer.
Y tu que tienes corazón de pan,
alimenta a este mundo con amor y paz.

Guiye.
07/04/2001.

La música esta en cada uno de nosotros.


Melodía

Día de recuerdo bajo el sol.
En mi jardín ha nacido una flor.
Contemplo esperanzas de una vida anterior.
Gotas de lágrimas de evaporan con cálido amor.
Caminata solitaria para disfrutar,
brisas, colores y perfumes me hacen recordar.
Azul es el cielo que quiero encontrar,
y celestes los ojos que me han de observar.
Árboles susurran con mí suspirar,
hojas caídas parecen hablar,
aves que han de cantar,
conciertos de ópera para escuchar.
Sonidos que me hacen pensar.
Música que la naturaleza ha de crear.
Orquesta a la que pertenezco con mi pasar,
mis pasos son la melodía de mi andar.
Magia brota en las esquinas,
está por todo el lugar.
Yo sé porqué me miras,
mi magia te ha de encantar.
Cuando todos vean lo que tu puedes,
verán el mundo sin complicaciones.
Hazme caso, yo sé que tu crees,
ayúdame a componer mis canciones.


Guiye.
30/04/2000.

Reflexión.

Buscando el Rumbo

Un sitio en la vida,
un tipo de bebida,
un loco a la deriva,
ya no hay nada que me sirva.
Perdido estoy,
y sin rumbo voy.
Ni se quien soy,
ni que día es hoy.
Desahuciado por el mundo,
por un callejón dando tumbos.
Siento que me hundo,
ya estoy en lo profundo.
Donde encontrar la dirección,
a donde llevar mi canción,
donde se halla la ruta,
para llegar a mi corazón.
Cuando vendrán a buscarme,
para terminar de armarme.
Cuando el tiempo decida,
que esta pronta la ida.
Que piensa el que sabe,
de tantos males.
Que me digan las aves,
como atravesar los mares.
Como llegar a las nubes,
sin tener que volar.
Como tocar a la Luna,
sin poderla encontrar.
Ya nada inventaré,
sin nada me quedé,
solo debo entender:
lo que hace a mi parecer,
lo que es mi propio ser,
lo que aún queda por conocer,
lo que sin pensar puede ser,
lo que solo tu puedes comprender.

Guiye
10/05/2000.

Poema navideño.


Hacia La Luz

Hoy partiré,
sólo eso sé.
Al norte me marcharé,
y un largo viaje emprenderé.
No es que te dejé de querer,
quizás algún día lo puedas entender.
Algo me dice que lo tengo que hacer,
pero no te preocupes, juro volver.
El camino que mi corazón me indique tomaré,
y con mi fiel amigo lo recorreré.
A la Luna solitaria de los campos acompañaré,
y bajo su manto de luz descansaré.
Mi destino seguiré.
La señal hallaré.
La fe no la perderé.
Yo se que llegaré.
Una estrella encontraré,
con su brillo me guiaré,
con su calor me orientaré,
y en el rumbo correcto estaré.
Con tres hombres me cruzaré,
altos y de barba los tres,
llenos de regalos estarán,
y a mi destino me acompañarán.
A un pesebre llegaré.
Frente al niño me arrodillaré.
A María y a José le sonreiré.
Y a una vaca y a un burro alimentaré.
Al niño dios ofrendas le haré,
por todo le agradeceré.
Siempre lo protegeré,
y por siempre lo amaré.
Él, un gran hombre será,
al humilde cuidará,
el bien promoverá,
y su legado dejará.
Ya pronto Navidad será,
ya es hora de festejar.
Toda la familia se reunirá,
y los cuetes se encenderán.
En este día pediré,
que todo el mundo tenga que comer,
que todos los chicos puedan aprender,
que por las calles seguro pueda correr.
Paz, salud, y humildad,
vida y fuerzas para la humanidad.
Esperanza y mucho amor,
para poder construir un mundo mejor.





Guiye.
16/12/2000.




Triste Corazón

Si tan sólo pudiera ver en tus ojos,
lo que yo veo en mi corazón,
podría apoyar mis labios en tu boca,
para desahogar este amor.
Amor postergado con desesperanza y dolor.
Amor perdido, un triste amor.
Si tan sólo pudiera deshacerme de esta desgracia,
propia de un mundo vil sin compasión,
podría volver a mi, mi gracia,
la que un día sin saber desapareció.
Ha pasado el tiempo y la herida poco a poco se cerro,
se cerró como una triste flor cuando ya no le da el sol.
Inmersos en la nada quedan mis sentimientos,
Esperando que un alma los rescate en algún momento,
undiéndoce en un mar de soledad sin fondo,
de una nada profunda, en lo más hondo.





Guiye.
08/08/1999.

Monday, June 20, 2005


Solo

Solo tus ojos me hacen mirar.
Solo tu boca me hace escuchar.
Solo tu oídos me hacen hablar.
Solo tu perfume me hace volar.
Solo contigo puedo soñar,
por que solo con vos quiero estar.
Solo en ti puedo pensar,
por que tu nombre no deja en mi mente de sonar.
Solo estoy como siempre,
pero contigo en mi mente.
Solo mi espíritu solitario,
como un reloj que no tiene horario.
Solo mi amor te pertenece ti,
por que tu me robas el vivir.
Solo mi corazón es de tu propiedad,
por que tu eres la dueña de mi enfermedad.
Solo mis pulmones con tu aire puedo llenar.
Solo tus penas me hacen llorar.
Solo tu sonrisa me hace reír.
Y tan solo tu me haces feliz.
Solo mi esperanza , solo mi pasión,
solo mi adicción, solo mi canción,
solo mi energía , solo mi razón,
solo el contenido con que lleno mi corazón.
Espero que comprendas aún,
que todo eso eres tu.



Guiye.
14/05/2000.

Poesía infantil.
¿Quién no estuvo nunca, alguna vez, en la Luna?



Mi Luna

Veo como la luna a la tierra ha de alumbrar,
como ilumina los camino de mí de mi pobre andar
En un basto cielo de luceros y estrellas,
Se encuentra la más grande la luna la más bella.
Sin ella la noche sería oscura inmersa en tinieblas,
Sería como a un gran peral al que le han arrancado sus peras.
Desde arriba nos observa con asombro y cautela,
Observa nuestras alegrías, lágrimas y penas.
Si un día a la noche su brillar no viera,
Inventaría una máquina para que su esplendor volviera.
Ahora ya se encuentra quietecita e inocente,
esperando que un rayito de sol al salir la caliente.
Luego se irá silenciosa y con calma,
Se irá como siempre pero volverá mañana.




Guiye.
13/07/1999.

Poema erótico.
Sólo apta para mayores de 18.


Deseos Prohibidos

Esta noche de fiesta y alcohol,
voy a hacerte sentir la pasión.
Voy hacerte solo mía.
Voy hacer lo que tus sentimientos más íntimos querían.
Quiero tomar tu mano fuerte,
y tenerte enfrente.
Quiero que tus brazos se enreden en mi,
y empieces a entender lo que te haré sentir.
Quiero que mi lengua explore tu boca.
Quiero que tus pechos se apoyen en mí.
Quiero que mis manos por debajo de tus caderas, te hagan sentir loca,
Loca por ese objeto que te haré sentir.
Quiero que por tu mente vuelen los deseos,
y que tus ojos se cierren de pasión.
Quiero que sientas lo que tocan mis dedos,
y quiero que un cuarto de hotel se convierta en tu prisión.
Quiero que tus ropas se desplomen muy despacio.
Quiero con mi boca acariciar toda tu piel.
Quiero palpitar la frescura de la miel,
que te hará convertirte en mujer.
Quiero que te dejes llevar por tus deseos ocultos,
y que te dispongas a la acción.
Quiero que mi néctar encuentre tu interior,
y que tus gritos invadan la habitación.
Quiero satisfacerte de placer,
que sientas lo que yo te puedo hacer.
Quiero que tú sed y mi sed rebelen el erotismo,
y que en la cama rellenemos un abismo.


Guiye.
27/11/1999.

Una metáfora de la realidad.
Diálogo.

Se Vende

_Pase, y vea caballero,
una buena inversión para su dinero.
Le vendo este planeta de magos y poetas,
a un precio de oferta, para el alcance de sus metas.
_Posee vastas tierras, ríos y lagos,
y un sin fin de criaturas por todos lados.
Miles de colores y olores reinan en sus paisajes maravillosos,
convirtiéndolo en el mejor, el más grandioso.
_ Qué extraño, más que una venta parece un regalo?
_Y eso qué tiene de malo?
_ En los negocios no hay nada regalado,
me parece que acá hay gato encerrado.
_No se si a usted le parezca,
qué pueda ver el mundo más de cerca?.
_Disculpe señor que no pueda dejarlo,
es que, primero debe comprarlo.
_Usted cree que me cae plata del cielo,
pues no lo compro si de cerca no lo veo.
_Esta bien, si lo dice de esa manera,
voy a permitir que lo vea.
_Pero usted me tomó por bobo,
este negocio es un robo.
En este mundo hay desesperación ,
roña, llanto, muerte y traición.
_Sus animales están al borde de la extinción,
y ni respirar se puede por la contaminación.
Veo tristeza, injusticia y dolor.
Veo que ya no queda nada de amor.
_Ya no sirve ni para el reciclado,
pues ya ni vale medio centavo.
El planeta Tierra ya está condenado,
es que tiene un cáncer: el ser humano.

Guiye.
21/03/2000.

Nada es lo que parece.
Una historia irreal.


Globo

El globo feliz se ha soltado,
por el descuido de un distraída mano.
El globo asustado se pierde en el vecindario,
que será, ahora, del pobre globo solitario.
Un viento cruel lo aleja del suelo.
Lo lleva más alto que el mismo cielo.
Con miedo y cansado en una nube se ha cobijado,
sueña que tiene un amigo, que el está a su lado.
Relámpagos y truenos lo atormentan,
y el globo por su vida se lamenta,
pero poco a poco deja de llover,
y un sol tímido empieza a aparecer.
Una brisa tenue lo hace descender,
como una pluma o una hoja de papel,
pero cuando toca el suelo no tarda en comprender,
que donde se encuentra, nunca había estado él.
El desdichado globo desprevenido cruza el camino,
una trágica decisión que le cambiará el destino.
Un auto apresurado sin querer lo atropella,
le pasa por encima, pero el globo no revienta.
Pero para el pobre globo dolorido,
sus problemas aún no se han ido.
Un perro callejero le ladra al desdichado,
defiende su terreno, del ahora globo desterrado.
Un ruido extraño le hace distraer,
y en un alambre de púas cae sin querer.
El globo se logra zafar,
de aquellas puntas, que lo querían desinflar.
Un rumbo indeciso tomo sin saber,
que en su camino, un espinillo lo va hacer desaparecer,
con sus púas filosas lo quiere desgarrar,
pero una ventisca al globo lo logra desviar.
El maltratado globo débil está,
sus fuerzas se han ido, no quiere continuar.
Exhausto y llorando se tira a descansar,
esperando que la muerte lo venga a buscar.
Unas carcajadas lo hacen esperanzar,
es un niño que lo acaba de encontrar.
Lo abraza fuerte y con él se pone a jugar,
ha encontrado un amigo, quien lo pueda cuidar.
El globo feliz no lo puedo creer,
tiene un compañero todo para él.
Ahora el globito ve con claridad,
que los sueños pueden hacerse realidad.
Pero el globo ingenuo no se ha de enterar,
que el niño malcriado lo quiere destrozar,
lo pellizca, lo estira y lo aplasta sin cesar,
y finalmente al globito hace explotar.
Su alma de gas al cielo voló,
pero el globo, por su parte, venganza se tomó,
con su carga de hidrógeno hizo matar,
a aquél niño malcriado que lo acaba de reventar.
Ahora los dos en el Edén estarán,
para jugar por siempre como amigos que serán.









Guiye.
05/03/1999.

Una declaración.


En Ese Anochecer

Tus lindos ojos verdes vi al anochecer,
que a mi alma solitaria hicieron enmudecer.
Tu pureza de niña que has de reflejar,
hace a mi maltratado corazón suspirar.
En tu carita de muñeca veo tu inocencia,
que rellena mi espíritu y vacía mi conciencia.
Tu tímida sonrisa clara y sencilla,
me hace recordar que vivir es una maravilla.
Si tu corazón late tanto como el mío,
podemos soñar con un mundo sin frío,
donde reine el cálido amor,
que derrita las penas de una triste flor.
Si tu corazón no comprende lo que el mío,
aceptaré mi trágico destino,
me marcharé sufriendo esta carrera perdida,
sabiendo que no soy nadie para entrar en tu vida.
Pero si te hace falta un poquito de amor,
no dudes en llamar: a este fiel servidor,
a este indefenso, pero buen soldado,
a este pobre poeta enamorado,
que gustosamente cumplirá tus pedidos,
para inundarte de mágicos sentimientos escondidos.
Es por ese anochecer, que en ti no dejo de pensar,
desde entonces que no te puedo olvidar.
Porque me regalaste un universo de ilusión,
pero te robaste mi sensible corazón.





Guiye.
17/09/1998.

De reflexión.

Poder Vivir

Un día más,
ya no puedo esperar,
no aguanto más,
me quiero librar,
me quiero ir,
no quiero morir,
todavía puede haber una oportunidad,
que me de el camino de la libertad,
se que la puedo hallar,
hasta con los ojos vendados la podría encontrar,
es algo tan simple que no puedo revelar,
no hace falta mucho pensar,
en la simplicidad de las cosas la respuesta está,
debo dejarme llevar por lo que siento,
librarme de mis caprichos y malos pensamientos,
no debería ser más que los demás,
sino uno más igual a los demás,
aunque con espíritu y alma individual,
todos somos parte de nuestro Dios celestial,
ahora ya se que para irme y no volver,
tendré dentro mío que comenzar a entender,
la suerte divina de poder vivir,
poder dar lo de mi lo mejor y sentir,
que sin alas se puede volar,
que sin sueño se puede soñar,
que feliz se puede ser,
sin necesidad de las cosas que puedas tener,
y en tu corazón ver,
que el amor nos hace comprender.



Guiye.
17/09/1999.