Letras de Guiye.

Este es un espacio dedicado a la expreción literaria, de este humilde poeta.

My Photo
Name:

Bienvenidos a mi perfil. Soy Guillermo Roda, Contador Público.


Wednesday, August 17, 2005

De reflexión.


Saldo de guerra

Alguna vez en una guerra,
murió un niño.
Pero a nadie le importó,
tal vez por que hubo tanta muerte,
que tiñó, a la gente,
de un mismo color.

Alguna vez en ti hubo un niño,
que poco a poco murió.
Pues, ya estabas grande,
y eso no te interesó.

Por que el hombre pierde,
lo que se le dio.
Por que el hombre hiere,
por que ofendió.
Si su don es el amor,
si su paz, el perdón.

Por que si murieron mil,
nada es otro más.
Por que dejan de existir,
y todo sigue igual.

Y entre la lluvia, en campos rojos,
crece una esperanza, una flor,
pura y limpia de gorgojos,
promete calmar el dolor.



Guiye.
13/08/2005.

El fin de lo bueno, puede ser el comienzo de lo mejor.


Días de bella dama

Cuentan relatos de tu historia,
que aún quedan en mi memoria.
Cuentan días que pasaron,
que aún no se borraron.

Eras la reina de todas,
la gran señora.
Hasta que te quedaste sola,
por eso lloras.

En algún tiempo tus ojos brillaban,
al mundo entero alumbraban.
Destellos de magia e ilusión,
robando suspiros al corazón.

Y con el paso de los años, pasó tu gloria.
La marca de la edad se hizo notoria.
Y como lo viejo no está de moda,
te dejaron marchitar toda.

Y todo aquello a lo que te habías acostumbrado,
ya todo se había borrado,
como tu sonrisa de bella dama,
como los hombres de tu cama.

Y de lo falso a la verdad,
de la ficción a la realidad.
Supiste que era lo que importaba,
esas cosas con las que no contabas.

Encontraste a quien te amara sinceramente,
y amaste a los tuyos tiernamente,
como nunca lo habías hecho,
sin enemigos bajo un mismo techo.

Y comenzaste a vivir el tiempo perdido,
borraste lo frívolo y lo nocivo.
Recuperaste poco a poco la calma.
Recuperaste al fin, tu alma.


Guiye.
13/08/2005.

Thursday, August 04, 2005

Basado en una película argentina.


Juan Pan

Buscando la igualdad,
Juan Pan llega a la ciudad.
A un mundo que no comprende,
a una indiferencia que lo ofende.

Perdido entre gigantes, pregunta a la gente,
donde puede encontrar él al Presidente.
Porque en su provincia ya no escuchan,
al pobre que por lo suyo lucha.

Encuentra a un hombre bueno que lo ayuda,
lo lleva al congreso para aclararle sus dudas.
­él solo pregunta por el presidente,
por que en su tierra muere el inocente,
por que su pueblo es hostigado,
ya ni tierras tiene,
el río se ha secado,
y tampoco llueve,
donde el buitre acecha,
a todo el pueblo indígena,
donde ya no hay cosecha,
donde los que no fallecen de hambre lo hacen de pena.
Halla en su provincia ya nadie entiende,
ni el diputado, ni el gobernador comprenden.

Y en el congreso lo hacen esperar,
más Juan aguarda en su lugar,
A un presidente que nunca llegará,
a un pedido que nadie oirá.

Ya de noche y sin esperanzas,
ebrio frente al congreso, Juan danza,
y canta en su lengua aborigen,
pidiéndole a su Dios, que respeten su origen.


Guiye.
04/08/2005.

Tuesday, August 02, 2005

El drama de vivir, amar y morir.

Vive por mí

Vive por mí.
Piensa en lo que hice por ti.

El tiempo va extinguiendo,
las esperanzas.
Los segundos van corriendo,
avanzan.

Se consume tu fuego,
que quiero avivar,
lo intento pero luego,
se borra tu sonrisa,
que no quiero olvidar.
Sucedió tan deprisa,
que no logro creer.
Y ya no soporto ver,
como se marchita la flor,
más linda que conocí,
como se esfuma el olor,
de la piel donde dormí.

Lucha, haz la hazaña,
y convéncete.
Por que la fe mueve montañas,
sálvate.

No cierres los ojos.
No apagues tu corazón.
Que aún deseo probar de esos rojos,
labios, la dulce pasión.

Sin ti no existe el mundo.
Sin ti, la soledad.
Has que estemos juntos,
por la eternidad.

Tus lágrimas como ácido,
surcan mis sentimientos.
Su curso cálido,
me deshace por dentro.

No te ahogues en penas y dolor,
respira la paz y el amor.
Piensa en lo que hice por ti,
pues, hoy vive por mí.

Guiye.
01/08/2005.